42

Seguramente habrán oído hablar antes de este número. Es famoso por varias cosas: es el sentido de la vida y todo lo demás. Y es el último de los números chungos de perdidos (fuente: 42).

Pues hoy me he encontrado que además está más cerca de nosotros de lo que pensamos. Hace muy poco me pusieron una multa. Cómo era inapelable (vamos, que me la merecía) decidí ir a pagar antes del plazo para beneficiarme del descuento. Mi sorpresa fue cuando descubrí que el importe de la multa ascendía a 42 €.

Debido a que la multa ha conseguido desestabilizar mi maltrecha economía en el final de la cuesta de Enero, creo que voy a tardar un tiempo en olvidar este dichoso número. Hasta la fecha me parecía simpático, ahora ya no tanto.

¡Ya me he desahogado! Ale, otra chorrada más pal blog.

Saludos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: