Manual para dormir poco

Otro nuevo manual para otra necesidad de los seres humanos: dormir

Como la mayoría de las cosas, para dormir poco no hay nada mejor que tener mucho sueño. Te pasas toda la tarde bostezando, intentando no quedarte dormido delante del ordenador, con la música bien alta para mantenerte despierto y justo en el momento en que llegas a la cama: puffff, el sueño desaparece. Es una lucha injusta que de antemano sabes que vas a perder, pero te dices que tienes que intentarlo, que aunque no tengas sueño seguro que apagando la luz consigues dormirte: ERROR. Lo único que vas a conseguir es desperdiciar una hora de tu vida en intentar quedarte dormido, así que lo mejor es levantarse y hacer algo más productivo, aunque solo sea ver un rato la televisión.

Otra estrategia para dormir poco es no tener hora para levantarse. Como sabes que no tienes que levantarte temprano, no tienes prisa por irte a la cama (aunque ya sabemos lo que pasa si lo intentas), así que te acuestas tarde. Pero el problema viene por la mañana: seguramente tú seas el único que no tiene que levantarse temprano ese día. Y ahí está el resto de la humanidad para llamarte por teléfono, el cartero para tocar el portero (en mi pueblo los carteros, incluidos los comerciales, tienen la costumbre de tocar todos los porteros de un edificio para dejar el correo. Yo estoy por dejarle una copia de la llave al mío), el vecino para aprovechar una linda mañana para tocar esa guitarra que no salía de la funda desde hacía meses. E incluso el Sol: normalmente el día está oscuro, pero si no tienes que levantarte temprano lo tienes ahí brillando como si fuera una Super Nova y horadando las cortinas.

A parte de la imposibilidad de dormir por culpa de agentes externos, están los internos. No hay nada mejor que se honesto, preocuparse por los amigos y la familia, ser trabajador o tener consciencia social para que el sueño (el nocturno, porque el diurno siempre está ahí) se esfume. Está claro que una persona ruin, un gilipollas o un simple chorizo son capaces de ser lo que son porque no les quita el sueño, así que se podría decir que de alguna manera portarse mal con la gente te hace ser inmune a la voz de la conciencia.

Por hoy lo dejo, que me llaman por teléfono.

Saludos.

Anuncios

3 comentarios to “Manual para dormir poco”

  1. Ivan Says:

    xD Me ha gustado!!!!

  2. mrtinomasta Says:

    ponerse hielo en l cbeza y t kedas despierto

  3. Natalia Says:

    muy bueno! todo lo que dices es cierto….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: